La moda y su impacto en el agua

La industria de la moda tiene un impacto significativo en el agua, generando aproximadamente el 20% de las aguas residuales en el entorno. Esta problemática es menos visible que las pasarelas de moda, pero igual de peligrosa. Según la ONU, cada año la industria textil arroja al mar medio millón de toneladas de microfibras, equivalente a derramar tres millones de barriles de petróleo.

El consumo de agua en la producción de prendas de vestir es absurdo. Por ejemplo, se requieren 4,100 litros de agua para fabricar una camisa de algodón, 7,500 litros para unos jeans y 2,200 litros para calcetines y ropa interior. En total, la industria de la moda utiliza 93 mil millones de metros cúbicos de agua al año, cantidad que podría cubrir las necesidades de cinco millones de personas.

Contenido

Contaminantes en el agua

La industria textil arroja al agua una variedad de compuestos contaminantes, como cloruro de sodio, sulfato de sodio, fenoles, metales pesados y solventes clorados. Estos contaminantes son dañinos para el medio ambiente y representan un riesgo para la vida acuática.

Los colorantes utilizados en la industria textil también contribuyen a la contaminación del agua. Durante el proceso de teñido, aproximadamente el 30% de los colorantes se desperdician y se convierten en aguas residuales. Estos colorantes son diseñados para ser duraderos y pueden tardar décadas en degradarse. Algunos de ellos son potencialmente cancerígenos y pueden causar daño al ADN.

Impacto en la salud humana

La contaminación del agua por parte de la industria textil también tiene consecuencias para la salud humana. En estudios realizados en México, se encontró una relación entre la contaminación del río Atoyac por parte de las industrias textiles y petroquímicas de la región y enfermedades como la anemia hemofílica y la leucemia en los pobladores de la zona.

Además, el agua potable es un recurso escaso en muchas partes del entorno. Según la ONU, en 2023, el 26% de la población mundial carecerá de acceso a agua potable. Si no se toman medidas para cambiar las políticas de consumo de agua, se estima que para 2050, hasta 2,400 millones de personas en áreas urbanas sufrirán escasez de agua.

agua moda - Cómo se usa el agua en la industria textil

La industria textil utiliza grandes cantidades de agua en todos sus procesos, desde el dimensionamiento hasta la impresión y el acabado. Además del consumo de agua, los efluentes textiles pueden contener una variedad de contaminantes que dañan los recursos hídricos externos. Estos contaminantes incluyen compuestos orgánicos e inorgánicos no biodegradables, sólidos suspendidos totales, demanda biológica y química de oxígeno, y sólidos disueltos totales.

Los tintes utilizados en la industria textil son especialmente perjudiciales para el agua. Los efluentes textiles pueden agotar el oxígeno en los cuerpos de agua, causar enfermedades y la muerte de peces, aumentar la salinidad y alterar el pH de los cuerpos de agua superficiales. Además, los tintes pueden afectar estéticamente las aguas recreativas y causar olores y sabores desagradables.

Hacia una moda más sostenible

La industria de la moda está tomando medidas para abordar el impacto en el agua y volverse más sostenible. Se están implementando tratamientos biológicos y químicos eficientes para procesar los efluentes textiles, aunque los tratamientos químicos pueden ser costosos y dañinos para el medio ambiente.

El tratamiento descentralizado de los efluentes textiles se está convirtiendo en una opción más viable. Este enfoque lleva el tratamiento al punto de fabricación, lo que mejora la eficiencia y reduce los costos asociados con el transporte de los efluentes a las instalaciones municipales.

En cuanto al uso del agua, se están promoviendo prácticas de reutilización y reciclaje. Por ejemplo, el reciclaje del agua utilizada en la fabricación de textiles puede reducir significativamente la cantidad de agua virtual utilizada en la industria.

La industria de la moda tiene un impacto significativo en el agua, generando aguas residuales y contaminantes que afectan tanto al medio ambiente como a la salud humana. Sin embargo, se están tomando medidas para abordar este problema y promover una moda más sostenible en términos de consumo y gestión del agua.

Subir